Bueno o Malo

Al estar mi esposa en una de sus sesiones de peeling, decidí ir al supermercado a comprar un vino espumado que le gusta mucho, ya que llevaba tres días diciéndole que lo conseguiría y todos los días se me había olvidado.

Al estar conduciendo sobre las concurridas avenidas de mi ciudad, decidí tomar un  pequeño atajo a modo de llegar más rápido a mi destino, ya que si me quedaba ahí esperando, mi esposa llegaría a mi casa antes que yo.

Al hacer esto, pasé por unas calles parcialmente obscuras y con poco alumbrado, por lo que tenía que prestar mucha atención al camino para no perderme en uno de esos lugares donde entras y no sales.

Al tener toda mi atención canalizada tanto en la calle como en los camellones, me percaté de la presencia de cuatro mujeres bastante atractivas, quienes usaban vestidos tan cortos y pegados que parecían ser parte de su piel.

En poco tiempo notaron mi presencia y se acercaron a mí pidiendo que bajara mis cristales, como queriéndome preguntar algo.

Al hacer esto, me di cuenta de que las cuatro eran aún más hermosas de lo que creía y debido a sus acentos y a su físico me di cuenta que ellas no eran de este país.

Una de ellas, aparentemente la líder, me ofreció sus servicios como acompañantes, a lo que cordialmente me negué; sin embargo, debo de aceptar que me costó algo de trabajo.

Bueno-o-malo-Como-tomas-decisionesAl ver la situación de esas cuatro jovencitas me puse a pensar en la industria de la prostitución en sí, a modo de decidir si esta practica debería de ser legal o no.

Antes de contestar esta pregunta, primero tendría que hacer un pequeño análisis sobre quiénes saldrían beneficiados y afectados si el gobierno repentinamente tomase una decisión de este calibre.

En caso de que esta actividad sea legal y regularizada, yo creo que los últimos en ser afectados  sería el gobierno, ya que en realidad esta actividad traería más recaudación de impuestos, algo que siempre es positivo para ellos.

En lo que a los ciudadanos del sexo masculino se refiere, yo creo que muchos estarían muy felices de saber que estas mujeres, ya que están regularizadas, tienen por ley que estar bien de salud, algo que les aseguraría mucho a los clientes.

Por el otro lado, esta decisión gubernamental añadiría otro vicio más a la colección de aquellos con los que ya cuentan, además de ser otro orificio más en sus bolsillos, donde perderían mucho dinero en un vicio que es bastante caro.

Otras personas en las que tenemos que pensar es en las esposas de los millones de hombres que andamos todo el día por la calle. Estoy seguro que ellas serían tanto las más afectadas como las últimas en estar de acuerdo con una decisión de este tipo, ya que ésta sería una preocupación más a su abanico de descontentos.

Yo pienso que las prostitutas son necesarias para cualquier población, ya que con su ayuda muchos hombres frustrados pueden soltar todas sus ansiedades, que si se quedaran ahí podrían formarse en elementos criminales; sin embargo, también creo que no es una actividad que debería estar abierta al público con demasiada libertad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *