Diferencias entre los americanos y los británicos

Los dos países más importantes de habla inglesa son el Reino Unido y los Estados Unidos de Norteamérica, dos países que algún día fueron uno; sin embargo, hasta los hermanos más cercanos son diferentes en su esencia, sobre todo cuando son separados por mucho tiempo.

Aunque ambos países son de habla inglesa, el acento de ambos es completamente diferente uno del otro; sin embargo, uno como extranjero debe de contar con un inglés avanzado para entender a ambos hablantes.

Mucho ha pasado desde aquella separación después de la guerra de independencia de 1776 entre los dos países y ambos han seguido su camino, por lo que esa similitud tan grande que existía entre ellos se fue separando con el pasar de los años, de la misma manera que algún día lo hicieron los continentes.

Los norteamericanos son un pueblo alegre y feliz (en general), quienes ven la vida de una manera muy positiva, ya que en esta peregrinación del ser humano en la tierra, los estadounidenses creen que todo es posible si uno trabaja duro y es honesto, algo que se le conoce como el “American Dream” o sueño americano, un concepto que se ha comprobado muchas veces de ser verídico.

Estados Unidos es un país donde abundan las religiones, predominado el protestantismo y en general los americanos son individuos religiosos, a quienes les gusta ir a la iglesia todos los domingos, para después socializar con la comunidad de vecinos.

Los norteamericanos a su vez son un pueblo sumamente patriótico y convencidos de que su país es, indiscutiblemente, el número uno del mundo, por lo que es su deber defenderlo y pelear por él hasta la muerte cuando éste así lo requiera, ya que su patria en verdad les da todo y más.

Por el otro lado, los británicos no son personas muy alegres y se le clasifica por muchos el pueblo más frio de toda Europa.

Los británicos son seres muy estoicos y su visión ante la vida no es exactamente positiva, ya que al ser muy observadores, se dan cuenta de muchas cosas que por lo general los hijos e hijas de otros pueblos simplemente no notan, por lo que siempre están adelantados en cuanto al saber del porvenir de los hechos al resto de Europa.

Los británicos a su vez son personas que aman a su país, a su historia y a su reina, a la que están dispuestos a defender con su vida, debido también que al igual que los norteamericanos, los británicos son una nación muy bélica, siempre dispuesta a utilizar a las fuerzas armadas para casi cualquier situación.

Los británicos, a diferencia de los norteamericanos, no son casi nada religiosos y son personas mucho más escépticas ante todo y nada fanáticos con ninguna idea que pueda causar emociones, lo que les hace los grandes científicos que siempre lo han sido.

No obstante, los Estados Unidos y el Reino Unido son dos países unidos por historia y raíces.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *