Preguntas importantes

El día de hoy fui a una exposición aquí en Suecia de máquinas de empaque, transporte industrial y motores de aeronaves, automóviles, buques y material militar, que se encuentran en alta demanda el día de hoy, debido a las circunstancias comerciales , políticas y militares por las que actualmente cruza el mundo.

Debido a este repertorio de elementos, asistieron una gran cantidad de personajes interesantes del sector civil y militar, quienes buscan mejores máquinas para asegurar de mejor manera el comercio y la seguridad de los países.

Algo que me llamó mucho la atención fue que en aquella fábrica donde se hizo la exposición había personajes europeos y rusos, quienes hoy en día se encuentran en alta tensión y en una gran posibilidad de un conflicto bélico de alta magnitud, donde es muy sabido que Europa y la OTAN se encuentran ya en severa desventaja en todos los sentidos, algo que por supuesto les pega muy duro en su orgullo institucional, ya que es evidente que sus sistemas de organización político-militar no funcionan en contra de la Rusia resurgida de sus cenizas.

Durante el evento conocí a varias personas interesantes, incluyendo a un general sueco del alto mando de la OTAN, a quien aproveché para hacerle muchas preguntas de muchas inquietudes que desde hace tiempo he tenido.

Enseguida redactaré algunas preguntas y respuestas de las que puedo recordar:

¿Habrá guerra con Rusia?

Es difícil contestar esta pregunta, debido a que su respuesta depende de varios factores que es imposible predecir, como los acuerdos y tratados que se tienen con los rusos o su violación; naturalmente, la primera posibilidad abre los caminos hacia una confrontación y la segunda solidifica la paz entre nuestros pueblos una meta que al menos en teoría ambos lados tenemos en común.

¿Qué tan lista se encuentra la OTAN para un escenario de guerra con Rusia?

La Organización del Tratado del Atlántico Norte y sus periferias se encuentran lo más listas posible para enfrentar una amenaza de carácter militar por parte de nuestros posibles adversarios y conducimos ahora más que nunca ejercicios militares, utilizando las tres ramas del servicio en trabajo conjunto para enfrentar, neutralizar y resolver una agresión por parte del Kremlin. No obstante, uno nunca puede estar lo suficientemente listo para el destre de la magnitud que sería un conflicto entre la OTAN y Moscú  hasta que uno está en él, por lo que siempre hay cosas por mejorar y detalles que afinar.

¿Cuáles serían los retos más complicados a vencer para la OTAN en un conflicto con el ejército ruso?

Sabemos que habría enormes dificultades en materia de defensa y ataque, lo que haría de este conflicto una situación muy delicada.

En materia de defensa, nuestro principal reto sería cubrir y neutralizar un ataque lanzado en varios frentes, particularmente si estos frentes se encuentran muy retirados uno de los otros, debido a que nuestra capacidad de desplazamiento  y movilización de tropas  y equipo de soporte para enfrentar un potente enemigo no es la mejor en cuestiones de tiempo y espacio, dos elementos vitales en la guerra.

En cuestión de ataque, nuestro principal reto sería burlar el potente material antibalístico y antiaéreo de las fuerzas rusas, quienes han apostado fuertemente en este sector, un sector que si no encontramos la manera de neutralizar podría costarnos la guerra.